Capítulo 11 de Sangre azul

Shasmel 4Hoy iba a publicar. Me iba a sentar esta mañana y darle los toques finales al capítulo, porque además es uno que a mi me gusta mucho, que habla del pasado de Yldium y enreda un poco más el embrollo en el que se están metiendo los narsianos y humanos sin ser conscientes. Pero al final he decidido que no, que esa poca fuerza de voluntad que tengo para escribir debería dedicarla al NaNo.

Lo siento si estoy decepcionando a alguien, si estoy quedando como una inconstante, pero no puedo hacerlo de otra forma. Voy demasiado atrasada, y sé que es culpa mía, pero no puede ser de otra forma.

Lo más que puedo hacer es dejarles un pequeño adelanto, por si tenéis curiosidad. No es lo mismo que un capítulo, pero algo es algo.

Shasmel lo escuchó con la respiración contenida, atento a cada palabra. Era un buen orador. Era un buen político. Había hecho que tuviera deseos de tomar las armas —¡Las armas!— y salir a exigir el lugar que por derecho su pueblo merecía, pero le quedaba suficiente sensatez como para entender que pretendía manipularlo.

Y

Su otro corazón había saltado sobresaltado con la noticia. Rabioso de alegría, parecía celebrar ese resquicio que se abría en su futuro, esa pequeña puerta entornada que le insinuaba que, quizás, de alguna manera él también podía tener su oportunidad con Fran Cortés.

¿Con esto tengo vuestro perdón?
Besos, y disculpen el nuevo periodo de hiatus. Sabéis que es por una buena causa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s