Cómo hacer una reseña

Estoy cansada de buscar información de un libro para saber si me va a interesar comprarlo o no y encontrarme con un puñetazo en la cara.  Parece ser que hay mucha gente que se ausentó ese día en el instituto y o bien no está muy seguro de qué es una reseña, o le importa bien poco el que sea útil para el lector.

Como hoy me siento mala persona y tengo muy mala leche después de que me hicieran la troleada del siglo con una reseña falsa, voy a daros los puntos claves. Son lo suficiente simples como para que hasta mi hamster pueda evitar equivocarse a partir de ahora.

1.- Describir y criticar el objeto a reseñar, en este caso un libro.

reseñaEn el primer párrafo se informará al lector de las características que el reseñador considera más importantes para saber si el libro es interesante o no, y en los siguientes se analizarán estos u otros detalles dándole una valoración crítica y subjetiva. Aunque muchos lo nieguen, una reseña implica una crítica y esta se apoya en los datos dados de los primeros párrafos y en los gustos personales. No hay más ciencia.

Si un lector lee una reseña que pone por las nubes un libro que, tras su compra y lectura resulta ser útil sólo para alimentar la hoguera en caso de un apocalipsis zombie, hay que cambiar de reseñador de confianza y buscar a otro cuyo criterio se parezca más al nuestro. De la misma forma que no le pedimos consejos a nuestra abuela de cómo disfrutar en la cama, sino que a nuestras amigas, no seguimos el consejo de un reseñador cuyo espíritu crítico se ha visto en varias ocasiones demostrado como muy deficiente. Tampoco hay ciencia en eso.

2.- No hacer spoilers.

Si pensabas que hacer una reseña era una escusa para poder hablar largo y tendido sobre la obra de una persona y decir cómo te sentiste cuando el personaje A traicionó al personaje B, o lo impactante que resultó descubrir que el asesino era, efectivamente, el mayordomo, te has equivocado al catalogar tu escrito. Lo que estás haciendo es un destripe, no una reseña.

Los lectores van a leerte por dos motivos: para descubrir si eres de su equipo y amas u odias ese libro, o en busca de consejo para saber si debe comprarlo o gastar su ancho de banda con la descarga pirata (que tampoco es cuestión de andar robando basura para infectar nuestros ordenadores). Si son del primer tipo de personas, posiblemente no les importe que le destroces los misterios de la trama, porque ya lo habrá leído. Si son del segundo tipo, más vale que cambies la dirección de tu web, porque como te encuentres con alguien a quien no debías cabrear, posiblemente des con una troleada masiva y muy merecida. Si se contenta con descubrir tu clave de facebook y enviar mensajes a todos tus contactos diciéndoles que vas a hacerte una operación de ampliación de masa encefálica para solucionar tus problemas de entendimiento, puedes considerarte agradecido.

Ejemplo correcto Ejemplo incorrecto

Sangre azul es una novela de ciencia ficción ambientada en un futuro en el que la humanidad ha contactado con otras especies alienígenas y está al borde de una guerra intergaláctica. Está narrada en tercera persona, a veces desde la perspectiva de Fran Cortés, un humano, y otras desde la de Shasmel de Minam, uno de estos extraterrestres.

La forma que tiene la escritora de explicarnos los conflictos entre especies se hace un poco tedioso en algunas ocasiones, y muchas veces hace que nos perdamos entre tanta información. También, la visión tan sesgada, pudiendo ver sólo desde la perspectiva de dos personajes muy concretos, nos impide ver lo que ocurre fuera de la relación entre ellos y disfrutar de esta Space Opera al cien por cien.

Personalmente no me entusiasma demasiado. Creo que la historia se centra mucho en las diferencias culturales y para mi fue un gran error hacer que los principales protagonistas fueran homosexuales. No me gustó nada ese punto.

Sangre malva es una novela que me encantó de principio a fin. Asmel Amol, uno de los protagonistas, es un guapo marciano que no está muy seguro de su sexualidad. Cuando conoce a Fran Pizarro, el otro prota, duda mucho. Después de que Fran le devuelva el anillo que se le perdió a Asmel, empiezan a verse para hacer un trabajo y terminan enamorándose. Discuten una vez porque la sopa estaba muy caliente, y una segunda vez porque no estaban de acuerdo con la política de los Irgue, una especie muy mala que odio.

Sin embargo, al final, todo se soluciona. Luego en una fiesta, Fran acorrala a Asmel y le da un beso de tornillo que madre del amor hermoso, y ambos terminan lanzando cohetes y queriéndose un montón. Asmel le cuenta a su familia que quiere mucho a Fran Cortés, y cuando la familia se opone al noviazgo, Fran aparece y les dice a todos que son unos retrógrados y se lo lleva a la Tierra. Allí vuelven a lanzar cohetes una infinidad de veces y en una infinidad de posturas, y luego vuelven al espacio porque tienen que luchar con los irgue. Entonces la familia de Asmel contacta con él, porque ya es un héroe de guerra, y le dice que estaban equivocados y que quieren que regrese a casa, y Asmel regresa, pero con su esposo, Fran Pizarro.

Si temes acabar de sufrir un spoiler a nivel épico de Sangre azul, no te preocupes, más allá del primer párrafo tiene muy poco parecido con Sangre malva. Para empezar porque en la Lirden a ningún criado se le ocurriría servir una sopa un grado más caliente de lo estrictamente óptimo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s