Liebster Award

liebsterblogaward

Mira tú que ayer me encontré con la divertida sorpresa de que había sido nominada a los Liebster Awards (una cadena). Candy von Bitter, la autora de Voces Huecas, es la culpable de mis risas y lamentos hoy, porque algunas de las preguntas que me ha hecho se las traen, ¿eh?, algunas por estrujar mi imaginación y otras por comprometedoras, como la última.

Las normas:

  • Agradecer el premio a quién te nominó.
  • Responder las 11 preguntas planteadas.
  • Nominar a otros blogs con menos de 100 seguidores y notificárselo. (En la página pone 200, así que lo cambio a eso)
  • Plantear 11 preguntas nuevas

Sus preguntas:

¿Cuál fue la peor historia que hayas leído y por qué lo era?

Un libro de vampiros cuyo nombre, afortunadamente, olvidé. La primera pagina narraba cómo un bárbaro guerrero era impelido por una fuerza “erótica” a entrar en la casa de una vampiresa, mientras recordaba que su mujer e hijos habían muerto de alguna forma seguramente trágica. Dejé de leer cuando era más que evidente que la vampiresa se lo quería tirar y que él la consideraba una pérfida bruja con unos atributos irresistible, la cual le daría la vida eterna y, seguramente, a la que abandonaría para dedicarse a viajar por el mundo para vengar a su casta esposa y mucho más seguramente seducir a una doncella virginal. La malvada y descarada vampiresa, sin embargo, sería castigada por su indecente deseo de sexo, ¡hombre!, que para algo nació mujer.


¿Qué odias ver en la literatura?
En la no profesional, el letrero de flashback antes de una escena traída del pasado, las historias escritas como un guión de teatro, las caritas y los comentarios del escritor intercalados con la narración, además de algún que otro horror de vocabulario, como los pelirrubios (aceptado por la rae, sin embargo) y los ojirojos.

En la literatura profesional, depende del género, pero básicamente la creencia de que el mal es descabelladamente malo y el bien es estúpidamente bueno. ¿Saben?, los malos tienen su corazoncito, y los buenos su sed de venganza.

Ah, y en la novela histórica no hay nada que odie más como los anacronismos (¿ateos en el medievo? ¿Pero tú de qué universo me estás hablando?) y los equívocos y prejuicios (Discúlpeme, la quema de brujas fue en Alemania y Estados Unidos, en España la Inquisición NO creía en la brujería. Quemaba herejes, o sea, católicos que se portaban mal. La brujería era considerada tonterías de ancianas o de locos).

¿Cuál es la peor catástrofe que crees podría pasarte en la vida?
Aparte de la orfandad, el asesinato, la violación y terminar viviendo en la calle ganando dinero de mala forma, que no dudo que me es tan tentador como beber acero fundido, mis pesadillas más angustiosas tienen relación con perder las manos o la vista, pero especialmente las manos.

Así que ya saben, si alguien quiere destrozarme psicológicamente, ácido a los dedos.

¿Has tenido mascotas?
¡Y tantas! De pequeñas recogíamos a todos los perros callejeros y nos los quedábamos hasta que encontrábamos a sus dueños, lo cual podría ser entre una y tres semanas.

Aparte he tenido tres perros, dos conejos, multitud de pájaros, una higuana, varias tortugas -Una llamada Democracia-, hamster normales -uno llamado Gus Gus- y hamsters rusos -Minie y Mickey-, una hurona, todo tipo de peces y cuatro gatos -La que recogimos en una riada se llamaba Moisés hasta que descubrimos que era hembra, momento que pasó a llamarse Moisa, y la que era más torpe que un murciélago sordo se llamaba Gatilitonta-.

Ahora mismo, si pudiera elegir mascota me conseguiría un erizo.

También he adoptado arañas, pero no sé si cuentan.

Si tuvieras a un armadillo de mascota, ¿cómo lo llamarías?
Claramente Sandshrew.

¿Has conocido gente con más o menos de diez dedos?
Cuando era pequeña había una niña en mi colegio que tenía séis dedos en una mano. El sexto, casi como un segundo pulgar, era inútil y sólo parecía colgar ahí, sin moverse nunca.

¿Has escrito algo de lo que te has arrepentido?
Sí.

¿De qué te sientes más orgulloso en tu vida?
Pregunta difícil. Creo que en un futuro me podría sentir muy orgullosa si consiguiera algunos de los objetivos que tengo en la vida. La mayoría relacinados con la literatura.

Supongamos que te has levantado de la cama, golpeado con el borde de un mueble, no tienes nada para desayunar y encima están haciendo ruidosas remodelaciones al lado. ¿Qué harías?
Gruñir y, si estoy especialmente tocada, hacerme una imagen mental de mi pie aplastando la cara retorcida de alguno de los obreros. (Normalmente no desayuno, por lo que…)

¿Color favorito?
No tengo. Soy color friendly. Mi color comodín es el amarillo para cualquier cosa sin importancia (toallas, cepillo de diente, ropa de cama, armarios, cortinas), pero porque es mi color asignado. El de mi hermanos es el azul para la mayor y el verde para el menor. Cosas de mi madre.

Pero ahora mi color más recurrido es el verde pistacho. Mis auriculares son verdes, mi carpeta es verde, mi libreta de historias es verde y mi pelo es verde.

¿Peor autor en tu opinión?

Pregunta con sangre, ¿eh?

Después de reescribir esta pregunta tres veces, poner más de doce nombres distintos y extenderme más de seis párrafos para explicar todos mis motivos, al final he decidido responder llanamente a lo que se me pide. No considero a ninguno de los escritores que me no me gusta peor que el anterior. A todos le reconozco que tienen algo bueno, aunque sea el arrimarse al publicista adecuado, y los fallos de unos no pueden ser comparados con los de los otros, porque son temas totalmente distintos.

Si se me pidiese una lista de cada escritor según el género, ahí sí que podría dar un par de nombres según su temática.

Mis nominados:

Como sabéis, no es que lleve mucho tiempo en esto de los blogs, así que no he tenido tiempo de hacer muchos amigos. Mi único recurso era la mano del mono, de Monito, que creó hace poco, pero imaginad mi decepción cuando descubrí que Candy la había nominado junto a mi.

Revisando en mi lista de lectura, donde agrego cada blog de interés y que hoy día asciende a la modesta suma de 22, sólo he encontrado cuatro que tuvieran menos de 200 seguidores, y uno lo he tenido que descartar porque la temática de mis preguntas no era adecuada.

Así que sin más dilación, yo nomino a:

El país del homoerotismo (Tanto a Alicia como al Sombrerero)

YM García

La torre del ermitaño

Mis preguntas, todas envenenadas. No lo dudéis:

  1. Todo el mundo tiene un mal día en el colegio, ¿cuál fue el peor de los tuyos?
  2. ¿Cuál es el sueño más angustioso que has tenido nunca?
  3. ¿Alguna vez te ha intentado seducir alguien que no sea del género que te atrae? ¿Y a la inversa, tú a la persona de la acera contraria?
  4. Confiesa, ¿cuál fue tu primer Mary Sue / Gary Stu?
  5. ¿Por qué comenzaste a escribir?
  6. Nomina entre cinco y diez libros para el Premio Bazofia (de cualquier género y siglo).
  7. Todo el mundo tiene una o varias series que, a sabiendas de que es mala, la ve, su placer culpable. ¿Cuál o cuales son las tuyas?
  8. Si pudieras ser un Super Villano, ¿qué tres cosas estarían a la cabeza de tu lista por hacer y qué super poder elegirías (uno solo) para poder salirte con la tuya?
  9. De la noche a la mañana, debido a todas tus pequeñas e imperceptibles malas acciones -o por hacer sufrir a tus personajes-, una fuerza divina decide castigarte con la esclavitud, dejándote elegir a tu amo entre estas tres personas, ¿a quíen te entregarías? Un escritor que le encantaría que no volvieras a escribir, un lector que siempre intenta hacer que cambies tus tramas según sus gustos o un editor que, sin importar la calidad, quiere que trabajes a jornada completa entregando un mínimo de tresmil palabras por hora.
  10. ¿Hay algo que te gustaría poder escribir pero sabes que no se te da bien? ¿El qué?
  11. Escritores a los que te gustaría que tu estilo o tu obra se pareciera, por admirarlos.

Pues nada, suerte y que comiencen los juegos.

Rosa.

2 comentarios en “Liebster Award

    • De nada. Lamento que no hayas sido avisada. Culpa mía completamente. He pensado que me estaba volviendo loca y escribía comentarios que no llegaba a enviar o algo, porque recordaba haberte escrito perfectamente, en tu entrada sobre Fuego y Acero -que me encantó-, y cuando he ido ahí para comprobarlo, resulta que no estaba.
      Luego me he dado cuenta de que en la opción de comentario es a través de google+, por lo que lo publicó en mi biografía pero no se visualizó en tu blog. No sé si es un error en tu web o mi absoluta incapacidad en temas informáticos, pero de verdad que no sé dónde ponertelo para que se vea.
      Lo siento.
      Esperaré ansiosa a ver tus respuestas 😉
      Besos.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s