Las reglas del juego, Nisa Arce

Las reglas del juego

Nisa Arce

Sinopsis:

Leelo en la web de la autora

Leelo en la web de la autora

Dani cree haberlo conseguido casi todo como futbolista: es titular indiscutible en su equipo, se le considera el mejor defensa de España y tiene un palmarés envidiable. Sin embargo, no puede decir lo mismo en el plano personal, pues lleva toda la vida ocultando su homosexualidad. La llegada del nuevo fichaje del club hará que su vida cambie dentro y fuera de los terrenos de juego para siempre.

Reseña:

Las reglas del juego es una novela en proceso que cuenta ya con su primer tomo terminado y publicado (wattpad, ebook o formato papel) y el segundo de la trilogía va por el capítulo once. Todo esto gratuito y por amor al arte -y al amor libre entre futbolistas 😉

Por la sinopsis quizás creas que el protagonista único es Dani y vamos a leer en encuentro, posterior enamoramiento, consecuente cortejo y final emparejamiento de éste con su nuevo compañero de equipo, Mateo. Sin embargo no es así. Dani y Mateo nos van a prestar sus puntos de vista, narrados en tercera persona, para que sigamos el curso de su aventura deportiva y profesional, permitiéndole un espacio de vez en cuando a otros para que nos muestren cómo ven ellos su relación desde el exterior, algunos convencidos de la inocencia de su amistad y otros… bueno, otros se fijan en los detalles.

lrdj01Para que el párrafo anterior no te despiste, te advierto que Dani no va a ser precisamente la parte interesada en la relación. Él está muy a gusto en su espacio de confort, bien calentito dentro del armario y sólo saliendo para hacer escarceos rápidos con otros deportistas que tengan tanto que perder como él si el escándalo llegara a la prensa. Por ello lo último que tiene en mente es enamorarse de un compañero de equipo. ¿Un noviazgo? ¿Él? ¿Y qué será lo siguiente? ¿Mandarle una foto de perfil a la revista Hola para que le saquen guapo cuando vayan a dar la exclusiva?

Una de las mejores partes en mi opinión es la deportiva. Esto es una historia romántica, no lo dudes, pero la escritora no les ha puesto por profesión la de futbolistas sólo por el atractivo que tienen los vestuarios ni porque los quiera famosos y rodeados de periodistas. Los ha hecho futbolistas porque son futbolistas, juegan la liga y esas cosas que hacen los futbolistas. Viajan, hacen concentraciones y, ¡no te lo pierdas!, juegan partidos.

Eso debería haberlo puesto en mayúsculas, o en negritas, rojo y fluorescente, porque pocas veces he dado con un libro cuya trama principal sea una relación entre dos personas -y aún menos si es entre dos hombres- y cuando hay acción se resuelve en algo más de tres frases. Aquí, para colmo, te vas a emocionar cuando escuches cómo se pasan el balón, driblan, hacen un recorte, devuelven el esférico, pasan al contrario, se acercan a los palos, se acercan, ¡y marcan! Qué emoción, ¡por el Metalurgo!. Después, cuando leas que se abrazan y apretujan entre miembros sudorosos y muslos calientes, no te sorprendas. Es lo propio del deporte. 😉

¿Y sobre las escenas subidas de tono, ya que estamos? Pues tengo el placer de anunciarte que no nos vamos a encontrar con un aquí te pillo aquí te mato, no en la primera página, al menos. Podrás disfrutar de la tensión entre los chicos, de los intentos de acercamiento por parte de uno, las dudas del otro… A mi, personalmente, me gustan más este tipo de historia. Pero si preguntas por las escenas de cama, sí, habrá. Aunque yo esta novela le doy mérito por su historia, no por su erótica. Es de las que si no me recompensaran con los detalles sexuales me seguirían atrayendo igual porque son buenas per se.

lrdj03La construcción de los personajes se va un punto más allá de lo bueno, y aquí voy a centrarme en dos detalles, aunque no son los únicos. En primer lugar estamos ante el hecho de que la escritora es española y uno de los protagonistas es argentino. Podría haberse dado el lujo de suprimir su acento o, simplemente, de vez en cuando cambiar la sílaba tónica de lugar y quedarse a gusto. No lo hace. Se asegura de que cada diálogo pronunciado por Mateo, la nueva estrella del equipo, desborde buenairismo por todos sus costados. Yo tampoco soy argentina, por lo que no puedo decir que lo clava a la perfección, pero el hecho de que use modismos y terminos de alli ayuda a dar efecto al embrujo.

Lo segundo es la personalidad única de cada personaje. Es normal que en una historia este el caracter de los personajes principales bien definidos y delimitados, y luego los de los secundarios un poco pincelados. En las historias malas los secundarios son en realidad clones con caras distintas que están ahí para poner algún diálogo de vez en cuando y hacer más amena la trama. En las historias buenas los secundarios son distinguibles por su forma de ser, siendo que no todos son aptos para determinada cosa (dar consejo, subir los ánimos, amonestar…) y definitivamente no lo harán de la misma forma (bromeando, seriamente, con desinterés, con preocupación…).

Pues bien, esta es una de las buenas historias, de esas en las que los secundarios no sólo no sobran sino que también te pueden parecer reales y tangibles, y no te sorprenderías de que se parezca a tu primo o a tu abuela. De hecho, tanto es así que yo he llegado a cogerle tirria a gente del grupo de los “buenos”, pero eso ya va en la opinión personal y fangirlista.

Opinión personal

(Como contiene spoilers, pincha aquí para leerla)

Detalles técnicos:

lrdj02Sé que en una reseña este punto es importantísimo y siempre se coloca al principio del todo. Yo creo que esto puede llamar la atención en el escaparate de una librería, pero cuando un lector busca en Internet una reseña para saber si lo que va a leer es bueno o malo, la portada y los datos relacionados son irrelevantes, en mi opinión. Cuando una historia no nos interesa, no nos interesa, sin importar si la cubierta es una preciosidad o si el interior tiene un maquetado perfecto.

En este caso, sin embargo, no sólo la reseñaré sino que le pongo sección aparte -aunque al final-, porque cuando adquirimos la versión de papel de Las reglas del juego estamos recibiendo un plus en todos los sentidos.

En primer lugar está la agradable ilustración de portada, dibujada por Laura Bartolomé, que demuestra buen gusto tanto alejándose de las típicas imágenes de hombres sin camisa y retoques fotográficos, como tirando hacia lo romántico sin caer en lo cursi. Y sí, yo soy cursi, pero ir en el transporte público enseñando tanto a hombres descamisados en actitud provocativa como los tonos pasteles, la seda o satén o el negro romántico no es algo que me haga ilusión.

Es alegre, con trazos brillantes, frescos, y un diseño juvenil. Somos espíritus jóvenes leyendo la juvenil historia de una autora joven, y esto nos hace justicia.

El libro es de tapa blanda, perfecto para leer durante los viajes diarios o en la cama, y de un tamaño accesible para bolsos y mochilas decentes -formato bolsillo, vamos-. La contraportada es una extensión de la portada, y de ella sólo tengo que decir que es ligera a la vista.

lrdj05Pero aquí no acaba todo. En las páginas finales la edición impresa cuenta con una sección de fanarts en blanco y negro, para no subir el costo del producto. Yo desconocía ese detalle, pero cuando lo he visto me ha encantado. Son sólo cuatro, por ahora, pero el libro va en su segunda edición. Quizás en la tercera, cuarta, quinta y todas las demás que están por llegar, se amplíe con los tributos de sus fans.

Y ahora os dejo con una entrevista con la escritora.

Entrevista:

1. Ya hemos leído la sinopsis de tu historia, pero ¿hay algo más que quisieras añadir?

Las reglas del juego es una novela que juega mucho con los guiños a la realidad. Se desarrolla en ciudades que existen, y las referencias a clubes, entidades y lugares reales son constantes. Todo ello siempre usando nombre ficticios, pero dando los datos suficientes como para que muchas personas puedan captarlo, con la intención de que el lector se cuestione a lo largo de la lectura qué pasaría si la situación narrada en la obra se produjera en la vida real.

2.¿Por qué consideras que es esta una obra homoerótica? 

Porque cuenta una historia de amor entre dos hombres que se desarrolla en un entorno extremadamente homófobo: el del fútbol profesional. Y narra todos los aspectos de la relación que ambos mantienen, inclusive el erótico 😉

3.En tu historia, ¿cuál es el estatus de la gente homosexual en general? 

Ambos protagonistas viven en un entorno homófobo y discriminante y la ocultan por temor a que sus carreras deportivas se vean perjudicadas. En el caso de uno de ellos, solo conocen su condición sexual sus más allegados. En el caso del otro, ni siquiera eso, pues la lleva en estricto secreto. A lo largo de la historia el lector va asistiendo a una lenta pero progresiva evolución en cuanto a este aspecto.

4.¿Consideras que hay algún personaje femenino fuerte, bien construido? ¿Es importante en el desarrollo de la historia o la considerarías más como un atrezzo? 

Hay varios personajes femeninos, de los cuales dos tienen un peso muy importante en la trama. Detesto a las mujeres florero tanto en la vida real como en la ficción, por lo que intento que los personajes femeninos de mis novelas, y en esta especialmente, estén construidos con solidez y tengan sus motivaciones. Como autora, siento que es mi responsabilidad que todos los personajes, independientemente de su género, tengan su relevancia y no se queden en una anécdota.

5.Cuando piensas en tu historia, ¿qué es lo que más te gusta? 

Lo que más me gusta es poder contar la evolución personal del personaje de Dani, que es sin duda el más complejo al que me he enfrentado como escritora desde que empecé a narrar historias.

6.¿Y lo que menos te gusta? 

Los inevitables bloqueos, je, je. Escribir la historia y publicarla con regularidad es, para mí, un reto constante, y a veces me cuesta mucho encontrar tiempo para dar con la forma adecuada de plasmar las transiciones entre las escenas clave que tengo en la cabeza. Me frustro mucho, pero al final acaba saliendo de una forma u otra.

7.A veces, cuando escribimos algo que nace de nuestra imaginación no tomamos inspiración en nada, pero después, según vamos desarrollándolo, nos damos cuenta de que aquella película que vimos de pequeños o aquel libro del que nos hablaron ha influido un poco en tal escena o tal personaje. ¿A ti te ha pasado? 

Pues curiosamente algo de lo que me di cuenta hace no mucho, es que en todas mis novelas hay escenas con el mar de protagonista 🙂 Más que un simple decorado, creo que encierra algo que es muy importante para mí: la sensación de libertad y de no ser nada ante esa inmensidad. E inconscientemente siempre lo meto en las historias que escribo.

7.Tu historia está en proceso pero ¿sabes exactamente cómo se va a desarrollar y terminar, o improvisas sobre la marcha? 

Mi técnica para escribir es tener claro desde el principio cuál va a ser el final de la historia, de modo que mi objetivo es llegar a ese final, cruzar esa meta. Si bien tengo claras las escenas clave, la unión entre ellas es fruto de la improvisación. Asimismo, la historia se ha ido desarrollando de una forma algo distinta a como la tenía pensada inicialmente, pero el camino hacia el final y dicho final siguen, y seguirán, siendo los mismos.

8.¿Cada cuánto tiempo publicas? ¿Sueles ser puntual? ¿Tienes un límite u objetivo de largo para cada entrega, o lo dejas a lo que surja?

Publico un fragmento de capítulo cada lunes desde hace año y medio, y por fortuna solo me he retrasado dos veces (retrasos de un par de días) por enfermedad. Cuando acabo un capítulo, a la semana siguiente lo subo completo en PDF, ePub y Mobi para descarga, de forma que esa semana no hay actualización de la historia, sino que subo pequeños adelantos a las redes sociales.

En cuanto a mi objetivo, es poder seguir este ritmo de publicación hasta el final. Calculo que me queda otro año y medio – dos años por delante. Las reglas del juego va a ser una trilogía. El primer libro ya está completo y se puede conseguir en papel y en eBook en la web de Ediciones Babylon. El libro 2 está en proceso de escritura y se puede leer semana a semana en mi web personal y en mi perfil en Wattpad.

9.¿Antes de escribir Las reglas del juego te gustaba el fútbol? ¿Y ahora? ¿Lo ves con ojos distintos?

Sí, soy aficionada al fútbol desde los 12 años 😉 Ahora lo sigo siendo, jajaja. No lo veo con ojos distintos, pero sí que procuro analizar más ciertos aspectos de cara a narrarlos de la forma más fiel posible en la historia.

10. Las reglas del juego comenzó como un proyecto en común con una artista, Laura Bartolomé. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Volverías a trabajar con dibujantes?

Fue una experiencia estupenda, puesto que es sorprendente ver cómo otra persona plasma en dibujos la historia que tienes en la cabeza. Aunque ella ya no la dibuje, sigue formando parte del proyecto porque es la lectora beta y siempre está dispuesta a echarme un cable cuando me atasco. En cuanto a volver a trabajar con dibujantes, claro, me encantaría.

11. Cuéntanos tu secreto, ¿qué haces cuando no estás inspirada? ¿Y cuando tu vida social se empeña en no dejarte trabajar en tu historia?

Ser escritor y no poder vivir de ello es complicado, porque dispones de poco tiempo para escribir y normalmente cuando lo tienes, estás cansado, resulta difícil conciliar tu vida familiar y social con ello, pero siempre se puede sacar tiempo. De vez en cuando me cuesta plasmar lo que quiero, así que mi secreto para desbloquearme es no ser muy dura conmigo misma y no escribir ese día o días, decirme que ya llegará el momento de retomarlo. Pasear, escuchar música, hacer cosas no relacionadas con la escritura. Y las ganas de sentarte al teclado, la forma de sacar adelante esa escena complicada, suelen aparecer de buenas a primeras.

12.Me consta que tienes publicados otros trabajos de muy distintos géneros. ¿Cómo fue la experiencia de salir de la narrativa gay? ¿Te sientes tentada a continuar por esos rumbos, o te tendremos mucho más por aquí? 

No me considero una escritora de novela homoerótica, sino que me gusta contar historias. De todo tipo, solo que… el género homoerótico me encanta 🙂 Así que aunque tengo en proyecto otras cosas no homoeróticas, por supuesto que no descarto volver a repetir. La tentación es muy grande.

En cuanto a la experiencia de escribir fuera de la narrativa gay, fue buena. Soy una autora casi desconocida y cuesta que la gente que no está al tanto de tu obra le dé una oportunidad, independientemente del género al que corresponda. Con una de mis novelas no homoeróticas (Wishbone) tuve la experiencia de dar charlas en institutos a los alumnos de 17 centros del archipiélago donde vivo que se leyeron el libro; sin duda, lo pasé estupendamente, pero por el momento la novela que mejor ha funcionado en cuanto a la respuesta del público, sobre todo gracias a Internet, ha sido Las reglas del juego. Y espero que dure mucho más 🙂

Y eso fue todo.

¿Qué opináis? ¿La leeréis? ¿La habéis leído? ¿Os llama la atención? Recordad que podéis hacerme recomendaciones a mi y alegrarme el día. Además de que aquí estoy ofreciendo un regalo que deberías haber pedido ya. 😉

Besos,

Rosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s